Seleccionar página

Los seguros contra incendios por lo general forman parte de las pólizas de seguro añadidas que ofrecen las empresas aseguradoras, en la mayoría de los casos estas suelen considerarse como una extensión de los servicios que aseguran el hogar.

Para la contratación de este servicio la vivienda o edificación a asegurar deberá cumplir con una serie de requisitos en cuanto a las condiciones físicas de la misma, estas solicitudes varían de acuerdo a la aseguradora.

Sin embargo en esencia este servicio entra en ejecución cuando ocurre un siniestro por influencia del fuego, la única limitación para su entrada en vigencia es que el daño no sea determinado de causas accidentales.

En este sentido si el suceso ha sido planificado el seguro no procederá con la aplicación de lo establecido en un acuerdo y dependiendo del tipo de aseguradora así como lo fijado en el contrato, se podrían aplicar penalizaciones a los responsables del daño.

Importancia de los este tipo de seguros

En cualquier vivienda los niveles de ocurrencia de un accidente son elevados, desde el riesgo por presencia de gas domestico hasta el uso de la calefacción pueden ser signos alarmantes para realizar la contratación de este servicio.

En zonas donde se han percibido accidentes a causa de fugas de gas, lugares donde se han comprobado elevadas temperaturas o en viviendas construidas a partir de madera se vuelve especialmente necesario la contratación de este servicio.

A pesar de ello en algunos lugares del mundo especialmente en las zonas residenciales se han establecido las ordenanzas necesarias para hacer de la contratación de este servicio un requisito de ley, su aplicación además esta siendo extendida a las industrias.

A nivel industrial el uso de un seguro de incendios es pertinente primordialmente si se trata de zonas donde se presenta esta amenaza, este puede ser el caso de industrias productoras de alimentos previamente cocidos o aquellas que manejan compuestos volátiles.

Cobertura de los seguros contra incendios

La cobertura básica de este servicio se orienta a aquellas contingencias que puedan generar daños en la vivienda de forma directa e indirecta considerándose como tal a los rayos, explosiones, hechos de tumulto popular, entre otros hechos de vandalismo.

Además también se consideran los hechos de carácter accidental como impacto de aeronaves, de vehículos terrestre o la generación de humo, otras situaciones derivadas que también se consideran dentro de este servicio son:

  • Situaciones que se generan a causa de fuerzas naturales.
  • Responsabilidad civil a causa de incendio de linderos.
  • Remoción de escombros y/o a causa de combustión espontánea (caso que se genera en lugares donde se presenta calor extremo).

Este tipo de seguros cubre con los daños ovacionados en el continente (edificación) y el contenido (los bienes muebles almacenados dentro de la edificación).

La forma más común en la que se presenta este servicio es a través de la asistencia a prorrata que implica una indemnización de los daños cuyo valor estará determinada por la relación existente entre el monto total establecido en la póliza y el valor real de los bienes afectados.