Seleccionar página

Actualmente en todo el mundo la mayor parte de las transacciones comerciales de categoría internacional se realizar a través del transporte marítimo debido a que este involucra grandes cantidades de mercancía que solo es posible trasladar en barcos.

En la actividad marítima son muchos los factores que implican un riesgo desde la exposición a peligros o amenazas naturales hasta los accidentes durante las jornadas de trabajo e incluso existe la amenaza de piratas, por lo que contar con protección ante ello es ideal.

Como consecuencia de esto es que los seguros marítimos han cobrado un fuerte protagonismo ya que muchas corporaciones exigen la presencia de estos para lograr concretar transacciones comerciales porque en los viajes de alta mar se presentan numerosos peligros.

De esto deriva el reciente auge en la importancia de los seguros de este tipo, estos deben no solo cubrir con los daños a la embarcación o a la mercancía sino que también implica un seguro de protección para los empleados.

¿En que consisten estos seguros?

Los seguros marítimos son una especie de servicio garante de protección de daños que se compone de todos los acuerdos o pólizas cuyo destino es realizar la indemnización de calor que se puedan presentar durante el ejercicio de la actividad marítima.

Estos tienen un alcance de protección que involucran los daños que se causen en el buque, en la mercancía, los tripulantes y demás presentes en la nave, lo que significa que su existencia es un requisito en todo transporte marítimo.

Es importante destacar que los seguror marítimos existen desde hace muchos años atrás, sin embargo estos han tenido una importante evolución debido al incremento en su cobertura lo que actualmente incluye la responsabilidad civil.

Este tipo de responsabilidad es aplicada en la protección marítima en ocasiones donde ocurren daños o accidentes durante la actividad portuaria o marítima, este es quizás uno de los aspectos principales de este seguro ya que en estas actividades se presentan mayores riesgos.

Tipos de seguros de protección marítima

A pesar de que los acuerdos de seguros de protección marítima sean de un solo contrato estos están constituidos de las siguientes pólizas:

  • Seguro de las mercancías: cubre daños o pérdidas relacionados a la mercancía, esta póliza se ejecuta cuando ocurren accidentes en el envío o asaltos a las naves.
  • Seguro del posible beneficio: este cubre las ganancias que se obtienen una vez que la encomienda llega a destino.

Es una medida que muchas empresas de envío por barcos consideran para evitar ser desfalcados cuando la enconmienda es entregada, se ha considerado como medida para cubrir gastos en caso de estafas protegiendo el trabajo de los implicados en la actividad.

  • Seguro de casco o buque: este cubre los daños que puedan ocurrir a terceros cuando el responsable del mismo sea el buque asegurado, esta es una de las pólizas con mayor cobertura porque considera todo lo relacionado al buque.

Por consecuente al cubrir lo relacionado al navío esta póliza cubre todo lo que guarda relación a la actividad marítima, es por ello que se considera el cuerpo o centro de los contratos de los seguros de protección marítimos.