Seleccionar página

La dependencia es aquella situación en la que una persona no puede valerse por sí misma.

El aumento de la esperanza de vida está generando un gran incremento progresivo de las personas que son dependientes; A esta realidad se le debe añadir la dependencia ya sea por razones de enfermedades y otras causas de limitaciones o discapacidad.

Por este motivo, se han incorporado unos sistemas de prestaciones públicas basadas en ayudas para el cuidado de las personas que se encuentran en situación de dependencia. Por su parte, la actividad aseguradora está desarrollando productos complementarios adecuados a este tipo de necesidades.

¿CUÁNDO ES UNA PERSONA DEPENDIENTE?

Al momento de solicitar este tipo de seguro de dependientes, debemos analizar muy bien si una persona es dependiente para que eso pueda llevarse a cabo y que de esta forma beneficie en gran parte a esta persona.

Una persona es dependiente cuando presenta las siguientes características:

  1. Cuando hay una limitación física o intelectual.
  2. Cuando existe una incapacidad para realizar las labores cotidianas por uno mismo.
  3. Cuando se tiene la constante necesidad de contar con la asistencia de una tercera persona.

VENTAJAS DE LOS SEGUROS DE DEPENDIENTES

Cuando en tu familia cuentan con un miembro dependiente, es decir, que esta persona necesita la ayuda de otra para llevar ciertas actividades a cabo y así para poder vivir.

Alguien en una silla de ruedas o con una incapacidad física o psíquica se considera como dependiente. Este tipo de seguros únicamente cubren dependencias severas y grandes dependencias.

También suelen contratarse en previsión de que alguno de los progenitores quede dependiente, y de esta forma la familia se siente mucho más segura.

Incluso este tipo de seguros de dependencia, suelen ser también para personas solteras que no quieren suponer una carga para otros familiares en caso de no valerse por sí mismas.

En este tipo de seguros tienes distintas opciones. Una, que el dinero lo reciba una institución o centro, y la otra es que lo cobra una tercera persona. En este último caso, el beneficiario firma ante notario responsabilizarse de la otra persona cuando falte su cuidador.

¿QUÉ CUBRE ESTA AYUDA?

  • Servicios de prevención de situación de dependencia y de autonomía personal.
  • Servicio de teleasistencia.
  • Servicio de ayuda a domicilio.

–      Atención de las necesidades del hogar, unido a los de cuidados personales.

–      Cuidados personales.

  • Servicio de centro de día y de noche

–      Centro de día para mayores.

–      Centro de día para menores de 65 años.

–      Centro de día de atención especializada.

–      Centro de noche.

  • Servicio de atención residencial

–      Residencia de personas mayores en situación de dependencia.

–      Centro de atención a personas en situación de dependencia.

Es muy importante saber, que estas prestaciones no son gratuitas, ya que las personas que son beneficiarias participan en la financiación del servicio o de la cuantía económica que reciben, y esta se valora en función del tipo y coste del servicio y su capacidad económica personal, en función de la renta y del patrimonio.